Hace unas semanas, las marcas de lujo Alexander McQueen y Balenciaga anunciaron que dejarán de usar pieles.

Estas marcas pertenecientes al conglomerado Kering, se convierten en los últimos miembros del grupo en renunciar al uso de piel animal.

Según el comunicado, la medida es un “reconocimiento a la sostenibilidad y de los cambios en los gustos de los consumidores”.

Con esta medida, estas dos casas se unen a una gran lista de diseñadores que ya no trabajan con la piel, en esta lista podemos encontrarnos con: Chanel, Prada, Burberry, Versace, Armani, Stella McCartney, entre otros.

El conglomerado Kering, es inversor de la empresa que desarrolla el cuero Mylo, una alternativa que es libre de crueldad y que se realiza a base de hongos.

Alternativa que posiblemente podamos ver en piezas de estas casas.

Reino Unido se convirtió en el primer país del mundo en considerar la prohibición de la venta de piel animal. Según la Humane Society International, organización que tiene como objetivo proteger a los animales, la noticia de convertirse en marcas fur free, se debe a declaración de Reino Unido.

Ante esta decisión, Saint Laurent y Brioni se convierten en las únicas marcas pertenecientes al conglomerado Kengri en seguir utilizando pieles.

Como podemos ver, la sostenibilidad y los comportamientos más responsables y respetuosos con el medio ambiente marcan una nueva tendencia en el mundo de la moda.

Share This
?>