Al finalizar el verano y dar la bienvenida al otoño, las prendas de punto vuelven a cobrar protagonismo.

Cuando echamos un vistazo al armario puede que la mayoría encuentre un cárdigan pero, probablemente no conozcas la historia de esta prenda de moda tan versátil.

Esta prenda fue inventada por James Thomas Brundenell, conde de Cardigan. Era un amante de los uniformes que lucían los miembros de su ejército con el que el 1854 dirigir la Carga de la Brigada Ligera en la Batalla de Balaclava en la Guerra de Crimea. Al volver a Londres con una victoria y con su ejército casi intacto la prenda  que lucia Thomas se puso de moda y comenzó a producirse industrialmente en las fábricas con el fin de ser una prenda de invierno para los británicos.

Al principio esta prenda se fabricaba con materiales como la lana y se caracterizaba por tener botones al frente que ayudan a cerrar la parte delantera de la prenda, algunos también podían incluir cremalleras. En 1920 grandes firmas de moda recuperaron el interés en esta prenda, entre ellas Coco Chanel y  en 1930 esta prenda se hizo muy popular tanto para la moda masculina como para la femenina.

¿Cómo usar un Cárdigan?

Ya que es una prenda muy cómoda,  versátil e informal puede dar mucho juego a tus outfit haciéndolos más originales. Desde el año pasado Alessandra Rich puso de moda esta prenda y el street style lo comprobaba, este otoño el cardigán con estilo cropped protagonista de los looks más atrevidos. Por otro lado, otra tendencia que ya es protagonista en las pasarelas y redes sociales como Instagram es el cárdigan XXL ya que cumple la función de chaqueta o vestido.

Firmas como Dolce & Gabbana y Bottega Veneta ya apuestan por el cardigán XXL como la prenda estrella de la temporada.

 

Share This
?>