La moda sostenible surge con el fin de poner fin a los distintos problemas a los que se enfrenta la industria. En 2007 nace el concepto de Slow Fashion de le mano de Kate Fletcher cobra fuerza. Activista, escritora, amante de la naturaleza y de la vida, además de emprendedora. Lo suyo desde luego no era seguir la corriente y se convirtió en pionera.

La activista plantea que es posible producir ropa y vestirnos de forma responsable. La clave, según nos cuenta, está en utilizar el diseño para promover un cambio social. Una

La moda sostenible, también llamada moda ética, sustentableslow fashion, es una corriente de pensamiento, diseño, producción y uso de prendas o complementos basada en los siguientes.

Criterios de valor de la moda sostenible

  • Minimizar el impacto medioambiental para conservar y mejorar la salud del planeta.
  • Garantizar los derechos laborales
  • Crear una economía circular basada en el crecimiento cualitativo, competitivo, eficiente e innovador frente a al crecimiento únicamente cuantitativo.

El sector de la moda se ha reinventando y son muchas las marcas que se suman a la moda sostenible. Moncler se posiciona, por segundo año consecutivo, como la firma de lujo más sostenible La casa de moda italiana, gracias a su compromiso con el medioambiente y sus planes para convertir la firma en una empresa 100% sostenible ha conseguido triunfar nuevamente. Hoy en día la sostenibilidad es un requisito indispensable, sobre todo para conectar con los clientes y nuevas generaciones que cada vez son más conscientes de lo que consumen y es que como dato curioso la moda es la segunda industria más contaminante del mundo (produce más emisiones de CO2 que el transporte aéreo y marítimo juntos).

Según el Índice de sostenibilidad del Dow Jones tanto a nivel global y europeo Monclear se ha convertido en líder de la industria de bienes textiles y  de moda por segundo año, un gran logro para la marca y el sector. Es un hecho que la moda sostenible ha llegado para quedarse ¡A nosotros nos encanta!

 

?>